LA AUDITORIA Y LA CONTABILIDAD, TEMAS QUE NOS PONEN A PENSAR
LA AUDITORIA Y LA CONTABILIDAD, TEMAS QUE NOS PONEN A PENSAR

En los últimos años se ha vivido un completo cambio tecnológico y de reglas en cuanto a la presentación de la información a la autoridad fiscalizadora, lo que  ha provocado que los procesos contables también se modifiquen.


Hace menos de 10 años pudiéramos estar hablando de que la auditoria y la contabilidad fueran actividades que se pudieran llevar por separado y es que anteriormente contabilidad se entendía como solo aquellos registros contables que se hacían derivado de las operaciones de la empresa y a su vez, la auditoria solo se entendía como la revisión a los Estados Financieros los cuales eran realizados por los auditores al final de un ejercicio fiscal y del cual a su término se tendría un dictamen u opinión.

Con el año 2011 empezó un cambio en la era tecnológica de la contabilidad, y en ese año comenzó la facturación electrónica, se eliminaron algunas prácticas indebidas y aparecieron otras; 2014 se consideró el gran parte-aguas en modificaciones fiscales, laborales e inclusive electorales. Finalmente 2015 fue el año crucial, ya que fue en ese año que se empezaron a dar los cambios más representativos en cuanto a la elaboración y presentación de la información electrónica, se modificó el Código Fiscal de la Federación incluyendo el articulo 69-B, famoso y temido por todos los contribuyentes.


Es con estos cambios, que debemos  tener el conocimiento de un mayor trasfondo cada una de las operaciones,  asegurarnos de que la información que se está enviando mes con mes a la autoridad es veraz y oportuna.

Es por eso que como asesor, comparto algunos cambios que se deben de realizar dentro de las empresas, y detectar en tiempo las posibles áreas de oportunidad:


1.    Tener expedientes de clientes y proveedores que nos permitan saber que son contribuyentes que cuentan con la capacidad de ofrecer los servicios o productos que se están contratado.


2.    Contabilizar en base a lo que hacienda tiene reportado en su sistema (xml), con lo cual validamos nuestras operaciones y nos damos cuenta de quién nos pudiera estar facturando de más o si nuestras facturas están siendo emitidas correctamente.


3.    Revisar en control interno de cómo se maneja la información de departamento en departamento así como los presupuestos y autorizaciones para los mismos.


Debemos  ingeniar la manera de facilitar nuestro trabajo en base a lo que se nos está solicitando por parte de la autoridad y aprovechar al máximo las nuevas herramientas tecnológicas que tenemos a nuestra disposición, invertir en nuestro personal para que no solo sean personas que alimenten un sistema, si no que tengan la capacidad de poder analizar la información que tienen en su manos y así nos ayuden a mejorar y entender la información que se va generando.


C.P. Ana Patricia Gómez Guadarrama


Entradas recientes

Paseo de los Insurgentes #3356 4to piso
C.P 37330 * León Gto. México
Aviso de privacidad